viernes, 26 de diciembre de 2008

LA VERDAD SOBRE GARDEL


Es importante fijar el concepto de que todo cuanto se diga en Internet o en oscuros libelos sin probar, JAMÁS podrá torcer la VERDAD HISTÓRICA, que minúsculos grupos se empeñan en pretender contradecir sin éxito.

Así desfilan pretendidas fábulas maquinadas para oscurecer la verdad del ya ENTERAMENTE DEMOSTRADO NACIMIENTO DE CARLOS GARDEL EN TOULOUSE – FRANCIA, de su paso por el Colegio de Don Bosco, de las exactas coincidencias de las huellas dactilares del GARDES de 1904 con el GARDEL del año 1923, del reconocimiento de quienes fueron sus más cercanos afectos y de la aceptación total que de su testamento declaratorio, hicieron oportunamente las justicias de Uruguay y Argentina”.

Testamento donde nuestro Zorzal, “cantor argentino, nacido en Francia” según calificación de la UNESCO, escribe de su puño y letra y además firma, dando cuenta de su verdadera identidad, expresando:


«Este es mi testamento. En esta ciudad de Buenos Aires el día siete de noviembre de 1933, encontrándome en pleno goce de mis facultades intelectuales otorgo este mi testamento ológrafo, disponiendo en él de mis bienes para después de mi fallecimiento, en la siguiente forma: primero soy francés nacido en Toulouse, el día 11 de diciembre de 1890 y soy hijo de Berthe Gardes, segundo –hago constar expresamente que mi verdadero nombre y apellido son Carlos Romualdo Gardes, pero con motivo de mi profesión de artista, he adoptado y usado siempre el apellido "Gardel" …


Indudablemente, nuestra decisión de defender los valores absolutos de la verdad, se debe al deseo de brindar protección al lector menos avisado, que se siente desprotegido ante la prédica vil de quienes pretenden defender su propio negocio, cuestionando todas las pruebas que respaldan al Gardel nacido en Francia. Testimonios que precisamente ellos no poseen, para intentar mantener su decrépita fábula.

Ciertos popes del tango y una poetisa lunfarda, la señora Martina Iñiguez, han esbozado cientos de “historias convencionales” que nunca pudieron probar. Sin embargo, burdamente, insisten en su risible posición,

Es por ello que hemos decido ayudarlos a encauzar su “conflictuada existencia”, a la vez que evitar nos sigan insultando por oponernos a sus fines.

Somos solidarios con su torpeza y para remediarla, nos permitimos sugerirles que acudan a los FOROS LEGALES en busca del respaldo que no tienen. Claro está, que siempre pesará sobre ellos como una "Espada de Damocles", el riesgo de ir en busca de lana y “volver esquilados”. Esto es así, pero debemos reconocer que “los escayolistas” están acostumbrados a ello, pues ya varias veces tropezaron con la misma piedra.

Es prudente que estos personajes que hacen de la mentira un sueño, tomen sus libros, sus papeles, sus links de Internet y se dirijan a la justicia uruguaya (apoyados por el Parlamento oriental) o bien se presenten ante los tribunales argentinos y en ultimo caso que, sin olvidarse de “endosar” el sobretodo (en esta fecha en el hemisferio norte hace frío), dirigirse a La Haya patrocinados por “Amnistía Internacional” (AI) , que es un movimiento de defensa de los derechos humanos, independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso.

Esta Institución tiene oficinas en más de 80 países y siempre están al lado de las personas que necesitan ser asistidas en casos como éste.

Así, las organizaciones de uruguayos y no uruguayos que pretendan intentar el respaldo que necesitan, pueden recurrir a las sedes de Uruguay, Argentina, Australia, Bélgica, España, Francia, México, Suecia y Suiza que ya han sido contactadas por las huestes gardelianas francesistas, con el fin de pedirles que atiendan debidamente y con urgencia, los reclamos de quienes están precisando ayuda, para no seguir pasando papelones.En "AMNISTY INTERNACIONAL" ya nos han adelantado que tienen la mejor predisposición para ayudar a los impolutos hijos putativos del Dream Team que aún existen, pero que …. MILAGROS NO HACEN.


Creemos obrar muy bien al sugerirles que es lo que deben hacer para intentar no pasar más papelones, pero si no lo aceptan y hacen “oído sordo” a nuestra recomendación, sepan ya que no podrán nunca jamás, volver a mencionar alguna de sus consabidas estupideces.

Así que, señores refritadores e investigadores fallidos, ¡Vuestra es la decisión!: O recurren a los cuerpos nacionales o internacionales de justicia en busca de la razón, o CALLEN PARA SIEMPRE.

NUEVO GRUPO GARDELIANO