sábado, 18 de diciembre de 2010

INTOLERABLE ACTITUD SOBRE LA FIGURA DE GARDEL



LA VERDAD, NO SE NEGOCIA NI CALLA
.

El diario EL PAÍS de Montevideo, en su sección “Espectáculos”, informa que “Se entregan hoy los premios Carlos Gardel en Tacuarembó”.

El mencionado diario, es el mismo que solventó al periodista Avlis, para vender una historia que le dio al medio oriental, notoriedad y “guita”. Se trataba de publicar el inicio de la gran mentira: La pretendida apropiación a favor de Uruguay, de la figura más emblemática del tango, que muchas veces pisó su suelo, pero que NO nació en él como lo pretenden hacer creer y SÍ lo hizo en Toulouse – Francia, según constancias documentales indubitables .

Realizar y apoyar la entrega de los premios Carlos Gardel en Tacuarembó, bajo un incorrecto pretexto “reinvidicativo”, es un acto desbordante de provocación a la verdadera historia y un elíptico soporte a la mentira, que no se puede dejar pasar por alto.
Nuestra firme determinación es condenar, una vez más, hoy y siempre, el bochornoso proceder que pretende hacer aparecer a quienes participan del festival, como apoyando las pretendidas e infundadas aspiraciones de ciertos orientales, sin reparar que muchos de esos artistas, actúan por una digna y lógica paga y sin conocer siquiera los antecedentes biográficos de nuestro Zorzal. En cuanto a los homenajeados, vaya uno a saber el porque de su aceptación de ese trato, mediante una historia fraudulenta, de la cual - quizás sin quererlo - se convierten en cómplices.

La gente de Tacuarembó, que corre tras una quimera que le reporta beneficios económico, no tiene límite y pretende adueñarse de la figura de Carlos Gardel, adjudicándole un falso origen tacuaremboense, antes que de uruguayo y resaltan, muy sueltos de cuerpo en el comunicado que publica El País: “Esta noche se entregarán los premios Carlos Gardel en el Club Tacuarembó, destinados a reconocer los aportes de instituciones, personas y empresas tanto a nivel departamental como nacional.”, con lo cual dan razón a nuestra permanente denuncia, acerca de que el pretendido “Gardel uruguayo”, NO es un acto de fe sobre bases comprobadas y la mera utilización del Morocho del Abasto, como un mero elemento comercial. ¡Grave ofensa al Zorzal!

¿De que reivindicación hablan?, cuando en nada se ha modificado la realidad fundada en el testamento que escribió y firmó el Zorzal y en los fallos dictados, tanto por la justicia uruguaya, como la argentina, reconociendo que Carlos Romualdo Gardes y Carlos Gardel, son una misma y única persona, hijo de la ciudadana francesa doña Maria Berta Gardes; validando así, no solamente el citado testamento, sino también la imprescindible presentación del acta de nacimiento que justifica tal realidad, elemento que NO pueden exhibir quienes lucran con un falso nacimiento en suelo uruguayo, para obtener ingresos y favores económicos.
Para finalizar, basta decir – parafraseando a un amigo oriental - “nadie puede desconocer los elementos básicos de la historia....la auténtica”.

.
Editorial de NUEVO GRUPO GARDELIANO
.