lunes, 6 de diciembre de 2010

GARDEL - COLOFÓN SOBRE SU IDENTIDAD

.
Paradójicamente, la verdad sobre la identidad de nuestro Morocho del Abasto se define luego de su fallecimiento. Diversas decisiones privativas de Carlos tomadas con anterioridad, hicieron que existiera una dualidad, que no refleja – de ninguna manera – la realidad de su vida pública.

En efecto, el testamento ológrafo del 7 de noviembre de 1933, escrito y firmado de puño y letra por Carlos Gardel, más el acta de nacimiento el 11 de diciembre de 1890 en Toulouse – Francia de Charles Romuald Gardes, , son los principales documentos probatorios de la identidad de nuestro Zorzal, que constituyeron el núcleo central de las decisiones tomadas por los jueces que intervinieron en las respectivas causas sucesorias; Horacio Dobranich (argentino) y Francisco Jurdi Abella, (uruguayo) quienes determinan que tanto Gardes como Gardel, son una misma y única personas, cuya madre cierta fue Marie Berthe Gardès.

Posteriormente, estas dos sentencias fueron revalidadas por la jueza Dra. Fabiana Haydée Schafrik, al denegar la realización de un ADN para probar la identidad de Carlos Gardel, por estar la misma sobradamente probada, en los fallos sucesorios que determinaron que su madre biológica es – sin lugar a dudas - doña Berta.

En abril del 2004, la jueza, Schafrik, expresó en su resolución: “....surge que el tema que se pretende ventilar en estos casos se ha resuelto en juicio, en dos jurisdicciones, en la Argentina y en el Uruguay. En ambos juicios sucesorios se ha resuelto que la única heredera fue la madre del reconocido cantante argentino, doña Berta Gardes”, expresando más adelante “...¿ Acaso debe hacerse eco de versiones cuando la cuestión supuestamente atacada ya ha sido resuelta en sede judicial?”. ¡Afirmación terminante!

Todo lo demás que se esgrima en contrario, es un conglomerado de falacias y suposiciones de mala fe, que no deben ni pueden ser atendidos por la razón y la justicia.

Las sentencias judiciales antes mencionadas, configuran verdaderos DOCUMENTOS PÚBLICOS, emitido por jueces naturales argentinos y uruguayo; todos ellos con fecha posterior a los iniciales instrumentos que debió utilizar Gardel, como consecuencia de una primera anotación falaz y probadamente no válida.

Vale aquí reproducir lo establecido por el Artículo 984 del Código Civil Argentino, en cuanto a que “El acto bajo firmas privadas, mandado protocolizar entre los instrumentos públicos por juez competente, es INSTRUMENTO PÚBLICO desde el día en que el juez ordenó la protocolización.” requisito sobre el cual no hay duda alguna fue cumplido por el juez Dobranich al ordenar la protocolización del testamento ológrafo firmado por Carlos Gardel, como tal y en el cual declara ser Charles Romuald Gardes, nacido en Toulouse – Francia.


La cronología de la documentación marca la clara enmienda de lo falaz y otorga pleno valor a la última confirmación indubitable y reconocida identidad legal del Morocho del Abasto.

José Pedro Aresi


.